El desarrollo de eventos es una tarea que requiere mucha responsabilidad; el éxito de tu evento depende primordialmente de la planeación, se debe tratar de evitar en todos los escenarios la improvisación, en todos los eventos surgen imprevistos pero está en tu capacidad de solucionar contratiempos el éxito o el fracaso. A continuación 8 consejos para que tus eventos sea memorables.

  1. En una matriz o en papel plasmar el plan de acción. Priorizar el objetivo del evento; lugar, temática, decoración y montaje, de este modo no perderás el rumbo de la idea principal al ejecutarlo.
  2. Hacer un presupuesto. Para determinarlo es indispensable contar con la cantidad de asistentes. Si cuentas con un presupuesto fijo por la empresa o patrocinador debes regirte solo por esa cantidad de dinero.
  3. Selecciona o escoger el lugar. En este punto hay que tener mucho tacto y contemplar lo siguiente: de que capacidad lo necesitas, la facilidad para acceder a él, las zonas de parqueo y los protocolos de evacuación y seguridad entre otros.
  4. Todo evento requiere recursos tecnológicos. Muchas veces estos son suministrados por el lugar; cerciórate de que dispondrás de todo lo que necesitas para evitar imprevisto.
  5. Definir cuánto tiempo se extenderá tu evento. De esto dependerá que tipo de servicio de alimentación deberás contratar.
  6. Culminar la jornada exitosa con un cóctel. Si cuentas con el presupuesto, sería cerrar con broche de oro tu evento.
  7. Tener conocimientos de protocolo. Es muy importante si quieres llevar tu evento a otro nivel, en caso de que asistan autoridades, personalidades, medios de comunicación etc. debes saber cómo y dónde ubicarlos, durante la presentación del acto y al momento de comer.
  8. Informar a los asistentes sobre la ubicación y tiempo. Una herramienta que podrías usar es el email: debes enviarlo con la antelación suficiente a modo de recordatorio y reconfirmar 5 días antes por medio de llamadas.

Con seguridad poner en práctica estos 8 consejos van asegurar el éxito en el resultado de tu evento, no olvides la ineludible importancia de la planeación antes durante y después de su realización; por último, cada vez que organices un evento imprime tu valor diferenciador, ya que los pequeños detalles son los que tus asistentes jamás olvidaran.