Hoy se vive en un mundo completamente nuevo, la estructura de poder está experimentando disruptivas; la Internet trajo consigo interacción, transparencia, conectividad y alcances inimaginables, es una de las plataformas a las que se le atribuye la mayor responsabilidad con respecto a los cambios de poder. Para comprender a qué hace alusión el Marketing 4.0 se proporcionará a continuación un recuento de la historia.

El Marketing 1.0 conocido como la era de los productos, las empresas se enfocaban explícitamente a la producción de bienes y los consumidores debían adaptarse a ellos. Con la llegada del Marketing 2.0 o la llamada era del consumidor, el cliente pasa de tener una posición pasiva a adoptar una de opinión; se le da relevancia a la investigación de mercados y el auge de la publicidad en medios tradicionales como prensa, radio y televisión, pero a finales de los 90 llega la internet y tímidamente algunas empresas hicieron uso de esta plataforma.

El Marketing 3.0 o la llamada era orientada a los valores, se establece que no basta solo con incluir al consumidor en los procesos de compra y venta sino lograr que la sociedad se sienta parte de la marca, y se da origen a conceptos como responsabilidad social empresarial, teniendo como pilares el cuidado del medio ambiente, el planeta, las buenas prácticas, la ética y los valores. Las redes sociales como medios interactivos son considerados los principales canales de comunicación multidireccional.

Para el Marketing 4.0 los poderes cambian drásticamente pues ahora para la gente son más importantes las celebridades YouTube que las de Hollywood, y como este ejemplo hay muchos. La también llamada era del propósito social, ofrece experiencias que integran lo físico y lo digital, se personaliza la comunicación y se está directamente implicado en su proceso de creación. Esta nueva realidad ha modificado radicalmente el mundo pues el poder ya no radica en los individuos sino en los grupos sociales, convirtiéndose en una estructura de poder multilateral en donde el lenguaje de inclusividad social humaniza las marcas.